MAP

Blog

La marca con cliente interno

En los comentarios, capítulos  enteros de libros y post en los  que  no  creemos  porque nos confrontan, encontramos la clásica  frase : “Los  mejores  guerreros  son probados en las dificultades”…  así  para  no  ponerle  connotación  religiosa, esta  frase  nos  ha  arropado cuando  de  malas  decisiones  se  trata. Humano y  valido.

La  dificultad  es  un terreno  en  el que no  hay  momento para comprobar si los  títulos existen. En la  dificultad la capacidad  de improvisar tiene  otro  valor. Muchos laureados  hasta el fin,  sin  arriesgarse  y  muy buenos  para  seguir ordenes, se  verían  en  grandes  dificultades  para  atender una  situación  de  emergencia.  El  miedo  a  equivocarse  paraliza.

La persistencia no admite  duda. Quienes cuentan con esa habilidad  de ver oportunidades  justo en las dificultades, están  donde menos  lo  imaginas. Ellos están  haciendo  cada  día  una  tarea  repetitiva, ante  la  que  no  tienen  duda, y  gracias  a esa  tarea bien  trazada, tu  estrategia puede llegar a tener sentido  y ser una realidad.

No  son los  pares,  son los  impares. Personas  de  tu grupo de trabajo que  sin título soportan  el  tuyo y el de otros  tantos, aceptando de  manera  exquisita el  cómo ejercen  su  labor  en  el mundo, disfrutando  de  su  lugar y  nunca  rechazándolo.

Después  de  visitar  recurrentemente  una  tienda  hermosa, iluminada y con un  equipo  de  ventas a cargo de  hacer  sonar  la  registradora a  punta  de servicio  y  claridad, después  de  vivir  el éxito  rotundo y comenzar  con la  ola  de situaciones  no  gratas , de  productos  agotados que  siempre  serán los más preguntados y  de  un ojo  social  que  critica y  deshumaniza  el  resultado  que  pueda  tener  esta  situación, justo aquí  conozco  la bondad de  la solidaridad, en  estado muy  puro,  sin suponerla porque también  soy  impar.  Bondad  esquiva  y escasa para  una marca  en problemas, una marca que  logro fidelizar sus empleados, su cliente interno.

El  rumor  es  el medio de  comunicación usado en estas situaciones de crisis,  sin  embargo, este no es  más  fuerte  que  un gerente que  cuente  con  gente dentro de  su  compañía capaz  de  trabajar  en las  malas  o  ante  la  duda. Un  gerente que  cuenta  con un vendedor que  no exige elementos para  montar  una nueva  vitrina, pues  sabe  que no los  hay, puede pasar  por  la  crisis, sortearla, aprender y seguir. La  creatividad  de  los  vendedores  de  la  tienda  iluminada y  agradable  hace que uno pregunte  de  nuevo  que  hay pues  el mensaje de  esta  vitrina  en  de renovación y  belleza.

Una  vendedora  sin duda  atiende a un visitante que no  fue a comprar y más  bien  consideró  la  oportunidad para  llevarse a esta sonriente y  persistente vendedora, contando  con que tendría  un sí de  la  más profunda  de  las vocaciones. Ni  la  academia, ni la  necesidad han  logrado reproducir  esta  maravillosa  especie,  que  logra  que  la  empresa pueda existir pues la  lleva  al cliente.

Pregunta  esta visitante a  la  vendedora que  sonríe,  en voz  baja,  sin contar  con mi oído potente y atento: ¿Quieres  hacer  algo diferente ? ¿Quieres aprender algo nuevo?

Sin  duda  y con mayor  volumen en la voz que  la  colonizadora  visitante, esta mujer de  gran entereza, contesta: No  gracias, tengo  trabajo, soy  vendedora y me  gusta  tanto que nunca  he  pensado cambiar  de  oficio.

Su  estrategia  no  ha  sido buscar  trabajo, pues  trabajando  están, estas  personas siguen  concentradas  en el presente y  no  saben suponer.

Volver